La porción

Reé 5779

La Corte y el Templo - Parashat Shoftim
Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
La semana pasada, en parashat Reé, leímos acerca de la importancia del “lugar que el Eterno, tu D-os, escoge”, el Beit HaMikdash, el único lugar en donde estaba permitido realizar sacrificios, el sitio que debía ser visitado tres veces por año, el lugar en donde uno debía comer el diezmo tomado de la cosecha.

En la parashá de esta semana, Shoftim, leemos acerca de cómo los cuerpos de gobierno debían operar: el sistema jurídico, la legislación, la monarquía, el poder policial, entre otros. Y luego, nuevamente, se nos habla acerca del “lugar que el Eterno escogerá”:

“Si algo está más allí respecto a un juicio…, asuntos de controversia en tus ciudades, entonces deberás levantarte y subir al lugar que el Eterno, tu D-os, haya escogido. Y vendrás ante los kohanim, los leviím, y ante el juez que esté en aquellos días; tú deberás inquirir y ellos te informarán la palabra del juicio. Deberás hacer conforme a la palabra que ellos te declaren, desde el lugar que el Eterno haya escogido, y serás cuidadoso conforme a todo lo que te instruyan”.
(Debarim 17:8-10)

En el Estado Judío definido por la Torá, la “Suprema Corte” que maneja las disputas legales más complicadas está en un sitio muy especial - ¡En el Templo!

De hecho, cuando la Mishná describe la estructura del Templo, una parte de él era una corte que durante ciertos períodos de tiempo era llamado el Sanhedrín (un término tomado del griego):

“Había seis recámaras en el patio, tres en el norte y tres en el sur… En el sur estaba la Recámara de la Madera, la Recámara del Exilio y la Recámara de las Piedras Talladas… En la recámara de las piedras talladas, el Gran Sanhedrín de Israel solía sentarse y juzgar”
(Mishná en Tamid, Capítulo 5)

En otra Mishná, leemos que el área del Monte del Templo, que tenía como centro el Beit HaMikdash, poseía otras tres cortes:

“Tres cortes legales estaban allí, una situada a la entrada del Monte del Templo, otra en la puerta de la corte y una tercera en la Recámara de las Piedras Talladas… Si (esta segunda corte) había oído (una sentencia sobre algún tema), lo establecían; si no, todos procedían a la gran corte en la Recámara de las Piedras Talladas, desde donde se enviaban las instrucciones a todo Israel”
(Mishná en Sanhedrín, Capítulo 11)

Según la parashá de esta semana y lo que está descrito en la Mishná, el Templo era tanto un centro judicial como un centro religioso. Este hecho histórico que vincula al Beit HaMikdash con la Corte nos enseña acerca de las características del Templo así como de las características de la Corte.

Estamos acostumbrados a considerar la legislación judicial en la pura práctica social. Las personas necesitan leyes y deben ser juzgadas por estas, para poder así convivir. Pero el Judaísmo ve la esfera legal como algo religioso, conectado en su esencia con el Templo. La Justicias es un tema del Creador del Universo, y por ello las leyes deben ser justas, y los jueces tratan con la aplicación de principios justos en las vidas de las personas. Al inicio del libro de Debarim dice “... pues el juicio está sobre el Eterno”, y según el Rambán (Najmánides) esto significa que el verdadero juez en cualquier disputa es D-os, y que los jueces son meramente Sus sustitutos.

Esta relación entre la Corte y el Templo funciona también a la inversa. En una sociedad carente de justicia, un templo no tiene ningún valor. Los profetas nos enseñaron esto repetidas veces. En las palabras de Ishaya: “¿De qué uso son sus muchos sacrificios para Mí?, dice el Eterno… ¿Quién te ha pedido esto, que pisotees Mis cortes?... Lávense, limpiense… dejen de hacer el mal… ¡Busquen Justicia!” (Ishaya 1:11-17). O en las palabras de Irmiahu: “¿Robarás, asesinarás, cometerás adulterio y luego te pararás frente a Mí en esta casa, por la cual Mi nombre es designado, y dirás ‘Estamos salvados’?” (Irmiahu 7:9-11). ¡La Justicia es la que permite que se hagan servicios en el Templo!

Lo que vemos es que el Templo ofrece validez a la Corte, y la Corte que juzga justamente permite que haya servicio en el Templo.

El Judaísmo no acepta la separación entre los valores de la Justicia y aquellos de santidad y servicio. Por el contrario, la integración de la creación de una sociedad justa con el ofrecimiento de sacrificios en el Templo es el estado ideal hacia el que la Torá nos conduce.

A todas las parashot

oct. 20, 2019

הקפות שניות במוצאי שמחת תורה

Mi K’Amcha Yisrael

Mi K’Amcha Yisrael

Rabbi Shmuel Rabinowitz, Rabbi of the Western Wall and the Holy Sites

 

The Talmud describes that even the Ruler of the Universe puts on His own tefillin. And the verse “וּמִי כְּעַמְּךָ יִשְׂרָאֵל גּוֹי אֶחָד בָּאָרֶץ” - And who is like Your people Israel, one nation in the world – is written in these tefillin. Rabbi Levy Yitzhak of Berditchev, of blessed memory, would quote the Talmud while standing to pray for Am Yisrael and plead to Hashem “A Jew who drops his tefillin, immediately picks them up, kisses them and strokes them. See that Your tefillin, Am Yisrael, are falling – will You not pick them up immediately, kiss them and stroke them?”

I am sure that Rabbi Levy of Berditchev envisioned the entire Jewish Nation standing together in prayer. And here, we have merited that two hundred years later we are living – not envisioning – the tens of thousands of Jewish People standing together in prayer. More than one million people came from all over the world to say Selichot at the Western Wall. Men and women, young and old - one nation in the world, as one man in one heart.

This picture, taken on the last night of Selichot, on the eve of Yom Kippur (credit: Yisrael Bardugo), speaks of a greater truth than thousands of words. This picture describes the true and deep connection between Am Yisrael and Hashem, together with His heritage and Holy City. I am placing this picture before the Divine, and pleading that which King Solomon did in his time: “That Your eyes may be open toward this house … to listen to the prayer.” See, Lord of the Universe, see Your sons and daughters, standing united at the Western Wall and calling out Your name with one heart. This is the true heartbeat of the Jewish People, and it is deeper than any fight or dispute. Forgive us, pardon us, and bless us with a good year.

 

Chag Sameach.

oct. 10, 2019

ברכת כהנים

Birkat Kohanim (Priestly Blessing) Chol HaMoed Succot

 

אתרי הכותל

במתחם הכותל המערבי מספר אתרי תיירות ייחודים, אשר מעניקים מבט מיוחד על תולדותיה של ירושלים ועל ההיסטוריה של העם היהודי לדורותיו.
הצטרפו לרבבות שכבר ביקרו באתרי הכותל ותיהנו מחוויה מעצימה שלא תישכח במהרה.

A todos los sitios del Muro
Dejar de tocar música Continuar tocando música

סיורי סליחות 2019



Para más datos

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour

ברכת הכהנים תש"פ


הצטרפו לרבבות עם ישראל המגיע בהמוניו לרחבת הכותל לברכת כהנים


לפרטים נוספים

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour