La porción

Shelaj - 5779

Pregunta al experto - Parashat Shelaj
 Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

Uno de los temas discutidos en la parashá de esta semana, Shelaj, es lo que ocurría cuando el máximo tribunal del pueblo judío, el Sanhedrín, cometía un error halájico (según la ley judía), y el pueblo cumplía con aquella directiva errónea. En ese caso todo el pueblo debía llevar una ofrenda al Gran Templo para expiar por el pecado. Hoy en día utilizamos el término “máximo tribunal” o “Sanhedrín”, sin embargo la Torá se refiere a ellos del siguiente modo:

“Si de los ojos de la asamblea fue hecho por error, toda la asamblea deberá hacer un novillo como ofrenda de ascensión al Eterno...”.
(Bamidbar 15:24)


El máximo tribunal es referido como “los ojos de la congregación”. La significancia es en referencia al paralelismo entre el rol de la legislación judía en relación al pueblo en su totalidad, según la Torá, y el rol que los ojos tienen en relación al cuerpo humano.

Hay un relato histórico en el Talmud sobre Herodes, el rey respaldado por el Imperio Romano en el Siglo I que estaba enojado con los sabios judíos que decían que él no estaba a la altura de ser nombrado monarca. Herodes se dedicó a asesinar a todos los sabios que vivían bajo su territorio con la excepción de uno, Baba ben Bota, conocido por su asombrosa sabiduría. Herodes lo dejó vivo para consultarlo en temas relacionados con el reino. En cierto momento, Herodes quiso expiar por los crímenes que había cometido y entonces le preguntó al sabio qué debería hacer. Baba ben Bota le respondió “Aquel que cegó al ‘ojo del mundo’... debería ocuparse de restablecer el ‘ojo del mundo’ (el Gran Templo)” (Talmud de Babilonia, Tratado de Baba Batra, página 3-4).

Los sabios de la Torá son los “ojos de la congregación” y “los ojos del mundo”. Los ojos de las personas no eligen dónde ir, sino que proveen de información en rutas infranqueables. Los ojos no tienen perspectivas, valores, posturas ante ciertos temas, pero nos permiten leer y analizar el contenido a través del cual podemos adoptar ciertas posiciones y valores.

Esta es la base del concepto “Da’at Torá”, las opiniones de los sabios de la Torá sirven a todo el pueblo y a los individuos del mismo modo que lo hacen los ojos. Pero debemos aclarar esto. Existe la creencia que la persona que estudia y enseña Torá adquiere automáticamente el conocimiento, la habilidad de aconsejar y la capacidad de analizar todas las facetas de la vida. Esto es absolutamente falso. La Torá le enseña al hombre valores y creencia, mandamientos y cualidades positivas, pero no convierte a la persona en un médico, un psicólogo o, por seguro, un político.

Entonces, ¿qué es “Da’at Torá”? En cada situación complicada, ante cada dilema que enfrentamos como judíos, existen distintas posturas y una variedad de puntos de vista. Un dilema puede implicar distintas consideraciones: financieras, sociales, familiares, de seguridad, y muchas otras. Muchas veces, entre los distintos aspectos, también hay consideraciones espirituales que lo afectan.

Un adulto maduro y realista sabe que no hay que avergonzarse de consultarle a los expertos. Si enfrentamos una preocupación financiera, intentamos contactar al mejor economista, le describimos los distintos puntos en conflicto, y entonces escuchamos su opinión. Si la seguimos o no, ya es nuestra elección. Pero la información profesional es importante para que podamos tomar una decisión apropiada. Lo mismo sucede al enfrentar un conflicto familiar: consultar con un terapista de parejas o un experto en cuestiones familiares sería un paso inteligente. La opción de cómo actuar luego es siempre nuestra, pero la opinión profesional es invaluable.

Lo mismo ocurre al enfrentar un dilema relacionado con valores o espiritualidad. Un judío creyente sabe que la fuente que inspira nuestros valores es la Torá. Si no estamos seguros de qué hacer al enfrentar una pregunta espiritual, debemos consultarle a un experto, una persona que haya estudiado Torá por muchos años y haya adquirido la capacidad de aprender y llegar a conclusiones ante situaciones que no estén explícitamente escritas en la Torá. Sólo una vez que hayamos obtenido la información podremos tomar una decisión y elegir el camino que más se ajuste a nuestras creencias.

Esto es “Da’at Torá”. Cuando comprendemos el valor de consultarle a los sabios en Torá en lo relativo a dilemas ideológicos y espirituales, estaremos implementando las definiciones de “ojos de la congregación” y “ojos del mundo”.

A todas las parashot

oct. 20, 2019

הקפות שניות במוצאי שמחת תורה

Mi K’Amcha Yisrael

Mi K’Amcha Yisrael

Rabbi Shmuel Rabinowitz, Rabbi of the Western Wall and the Holy Sites

 

The Talmud describes that even the Ruler of the Universe puts on His own tefillin. And the verse “וּמִי כְּעַמְּךָ יִשְׂרָאֵל גּוֹי אֶחָד בָּאָרֶץ” - And who is like Your people Israel, one nation in the world – is written in these tefillin. Rabbi Levy Yitzhak of Berditchev, of blessed memory, would quote the Talmud while standing to pray for Am Yisrael and plead to Hashem “A Jew who drops his tefillin, immediately picks them up, kisses them and strokes them. See that Your tefillin, Am Yisrael, are falling – will You not pick them up immediately, kiss them and stroke them?”

I am sure that Rabbi Levy of Berditchev envisioned the entire Jewish Nation standing together in prayer. And here, we have merited that two hundred years later we are living – not envisioning – the tens of thousands of Jewish People standing together in prayer. More than one million people came from all over the world to say Selichot at the Western Wall. Men and women, young and old - one nation in the world, as one man in one heart.

This picture, taken on the last night of Selichot, on the eve of Yom Kippur (credit: Yisrael Bardugo), speaks of a greater truth than thousands of words. This picture describes the true and deep connection between Am Yisrael and Hashem, together with His heritage and Holy City. I am placing this picture before the Divine, and pleading that which King Solomon did in his time: “That Your eyes may be open toward this house … to listen to the prayer.” See, Lord of the Universe, see Your sons and daughters, standing united at the Western Wall and calling out Your name with one heart. This is the true heartbeat of the Jewish People, and it is deeper than any fight or dispute. Forgive us, pardon us, and bless us with a good year.

 

Chag Sameach.

oct. 10, 2019

ברכת כהנים

Birkat Kohanim (Priestly Blessing) Chol HaMoed Succot

 

אתרי הכותל

במתחם הכותל המערבי מספר אתרי תיירות ייחודים, אשר מעניקים מבט מיוחד על תולדותיה של ירושלים ועל ההיסטוריה של העם היהודי לדורותיו.
הצטרפו לרבבות שכבר ביקרו באתרי הכותל ותיהנו מחוויה מעצימה שלא תישכח במהרה.

A todos los sitios del Muro
Dejar de tocar música Continuar tocando música

סיורי סליחות 2019



Para más datos

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour

ברכת הכהנים תש"פ


הצטרפו לרבבות עם ישראל המגיע בהמוניו לרחבת הכותל לברכת כהנים


לפרטים נוספים

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour