La porción

Matot 5779

Qué tiene de malo incorporar nuevas prohibiciones - Parashat Matot
Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

La parashá de esta semana, Matot, comienza con las halajot (leyes judías) referidas a los votos y los juramentos. Qué es un voto y qué es un juramento Una persona que deseaba evitar cierto acto, cierta comida o cierto comportamiento y quería prohibirselo, tenía dos modos de hacerlo, que son descritos en la parashá: un voto (neder) o un juramento (una shevu’áh). Un voto estaba dirigido a un objeto o a una persona, es decir: el objeto o la persona quedaban prohibidas para aquel que hubiera hecho el voto. Un juramento estaba referido a un acto, es decir: había un compromiso tanto de hacer o evitar hacer un acto específico.

Uno creería que hacer un voto o un juramento era algo positivo, pero los Sabios de la Mishná (en el tratado de Nedarim, Capítulo 1) nos enseñan que estas acciones no eran realizadas por personas piadosas y, por lo tanto, aquel que hacía un voto “como el de las personas piadosas”, no estaba en realidad asumiendo la prohibición, ya que ese no era el modo en que esa clase de persona lo hacía.
Incluso más: el Talmud toma una determinación con un lenguaje tajante:
Aquel que hace un voto se considera como si hubiera construido un altar personal en las afueras del Templo (algo que estaba prohibido), y aquel que cumple con el voto se considera como si hubiera ofrecido un sacrificio en ese altar prohibido.
(Talmud de Babilonia, Tratado de Nedarim, página 22).
Hubiéramos podido asumir que el Talmud sólo se refiere a votos negativos, como si una persona se comprometiera a hacer algo inapropiado… pero el Rambam (Maimónides) asegura que el Talmud está refiriéndose específicamente a aquel que hace un voto relacionado con acciones positivas. Él lo describe del siguiente modo:
Si bien (recibir sobre uno votos) es un elemento del servicio a D-os, la persona no debería asumir votos relacionados con prohibiciones y no debe habituarse a hacer votos de ningún tipo. Por el contrario, debe abstenerse de ésto y evitar las cosas que son negativas sin la necesidad de hacer un voto. Nuestros Sabios han dicho “aquel que haga un voto se considera como si construyera un Altar personal”.
(Libro Mishné Torá del Rambam, Hiljot Nedarim, Capítulo 13)
Estamos hablando, entonces, de “cosas que son negativas de las que uno debe abstenerse”, como dice el Rambam. Si es así, ¿por qué aquel que hace votos relacionados con éstas cosas es comparado con aquel que pasa por la severa transgresión de construir un altar personal y ofrecer un sacrificio en él?
La pregunta debe comenzar por otro lado. ¿Qué era un altar? En la época antigua, antes de que el Rey Salomón construyera el Templo en Jerusalén, cualquiera podía construir su propio altar y ofrecer un sacrificio en él. El rito judío era algo individual y personal. Pero cuando se construyó el Beit HaMikdash en el Monte del Templo en Jerusalén, se determinó que ya no estaría permitido ofrecer sacrificios en altares personales. La relación entre el pueblo judío y D-os pasó a tener entonces un carácter comunitario, y ninguna persona, sin importar su estatus, tenía el derecho de separarse de la comunidad al crear otro lugar en donde pudieran ser ofrecidos sacrificios.
Ahora podemos comprender por qué el Talmud compara a la persona que hacía un voto con aquel que construía un altar y ofrecía un sacrificio en él. Una persona que construía un altar estaba tratando de ser diferente al resto. Todos los integrantes del pueblo judío ofrecían sacrificios en el Templo, pero él decide construir un altar para ofrecer sacrificios en su casa. De manera similar, aquel que hace un voto quiere encontrar su propio modo de servir a D-os, inventando nuevas prohibiciones sólo para él, que expresen la espiritualidad del modo específico que él desea.
La Torá se opone a ésto. Separarse de la sociedad no es algo deseable. Nunca. Nadie discute que cada persona puede y debe encontrar su propio modo de expresar su individualidad y encontrar el camino que mejor la siente, pero ésto es siempre dentro del marco general y comunitario del Judaísmo. No es necesario construir un altar o hacer votos para expresar una personalidad especial y específica. Uno puede cumplir los mandamientos que todos los judíos deben respetar y encontrar en ellos su propio modo único de llevarlos a cabo.

A todas las parashot

oct. 20, 2019

הקפות שניות במוצאי שמחת תורה

Mi K’Amcha Yisrael

Mi K’Amcha Yisrael

Rabbi Shmuel Rabinowitz, Rabbi of the Western Wall and the Holy Sites

 

The Talmud describes that even the Ruler of the Universe puts on His own tefillin. And the verse “וּמִי כְּעַמְּךָ יִשְׂרָאֵל גּוֹי אֶחָד בָּאָרֶץ” - And who is like Your people Israel, one nation in the world – is written in these tefillin. Rabbi Levy Yitzhak of Berditchev, of blessed memory, would quote the Talmud while standing to pray for Am Yisrael and plead to Hashem “A Jew who drops his tefillin, immediately picks them up, kisses them and strokes them. See that Your tefillin, Am Yisrael, are falling – will You not pick them up immediately, kiss them and stroke them?”

I am sure that Rabbi Levy of Berditchev envisioned the entire Jewish Nation standing together in prayer. And here, we have merited that two hundred years later we are living – not envisioning – the tens of thousands of Jewish People standing together in prayer. More than one million people came from all over the world to say Selichot at the Western Wall. Men and women, young and old - one nation in the world, as one man in one heart.

This picture, taken on the last night of Selichot, on the eve of Yom Kippur (credit: Yisrael Bardugo), speaks of a greater truth than thousands of words. This picture describes the true and deep connection between Am Yisrael and Hashem, together with His heritage and Holy City. I am placing this picture before the Divine, and pleading that which King Solomon did in his time: “That Your eyes may be open toward this house … to listen to the prayer.” See, Lord of the Universe, see Your sons and daughters, standing united at the Western Wall and calling out Your name with one heart. This is the true heartbeat of the Jewish People, and it is deeper than any fight or dispute. Forgive us, pardon us, and bless us with a good year.

 

Chag Sameach.

oct. 10, 2019

ברכת כהנים

Birkat Kohanim (Priestly Blessing) Chol HaMoed Succot

 

אתרי הכותל

במתחם הכותל המערבי מספר אתרי תיירות ייחודים, אשר מעניקים מבט מיוחד על תולדותיה של ירושלים ועל ההיסטוריה של העם היהודי לדורותיו.
הצטרפו לרבבות שכבר ביקרו באתרי הכותל ותיהנו מחוויה מעצימה שלא תישכח במהרה.

A todos los sitios del Muro
Dejar de tocar música Continuar tocando música

סיורי סליחות 2019



Para más datos

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour

ברכת הכהנים תש"פ


הצטרפו לרבבות עם ישראל המגיע בהמוניו לרחבת הכותל לברכת כהנים


לפרטים נוספים

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour