La porción

Masei 5779

El viaje de la vida - Parashat Masei

Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
La parashá de esta semana, Masei, es una de las últimas del libro de Bamidbar, el cuarto de los cinco que conforman la Torá, y resume la travesía del pueblo judío a través del desierto. La parashá enumera los lugares en donde el pueblo acampó desde su salida de Egipto y hasta la llegada a la frontera de la tierra de Israel, en un trayecto que tomó cuarenta años. Esta minuciosidad y detalle preciso en los lugares en los que Am Israel acampó es explicado con una enseñanza jasídica como una alegoría del viaje de un hombre a lo largo de su vida, desde el momento de su nacimiento y hasta el día de su muerte. Cuentan que el fundador del movimiento jasídico, el Baal Shem Tov, decía que así como Am Israel vagó de lugar en lugar hasta llegar a la Tierra Prometida, también cada uno “va de un lugar a otro hasta que alcanza su Tierra de la Vida” (Baal Shem Tov en su comentario a Parashat Masei).

Muchos comentaristas han seguido este concepto, y nos enfocaremos en las ideas de uno de los más importantes líderes judíos de Polonia en la década de 1930, Rabí Kalónimus Kalman Shapira, el Gran Rabino de Piaseczno, Polonia.

Rabí Kalónimus Kalman fue un destacado educador y escribió numerosos libros tanto para jóvenes como para adultos. Durante su mandato como el líder de su comunidad jasídica, se entregó totalmente a crear un mundo espiritual interior entre los jóvenes judíos polacos. Durante la Segunda Guerra Mundial estuvo detenido en el Ghetto de Varsovia, en donde dirigió una “corte” jasídica cuyo propósito era dar vigor y fortalecer a los judíos que estaban siendo humillados y torturados. Cada Shabbat Rabí Kalónimus hacía un “tish”, como es la costumbre extendida entre los líderes jasídicos, y allí enseñaba palabras de Torá y Jasidismo, que les daban a los judíos el poder necesario para lograr sobrevivir a los horrores del Ghetto. Rabí Kalónimus hizo esto hasta el final del Levantamiento del Ghetto de Varsovia, luego del cual fue enviado al campo de Trawniki, en donde fue asesinado en noviembre de 1943.

Cada semana, después de que Shabbat terminara, Rabí Kalónimus escribía las palabras del discurso que había pronunciado durante el “tish” en Shabbat. Escondió sus textos en un contenedor de leche en el piso del Ghetto, con una carta/testamento a cualquiera que los encontrara, suplicándole que le hicieran llegar los textos a sus familiares en la tierra de Israel. Estos discursos dados en el infierno del Ghetto de Varsovia y hallados varios años luego de la muerte de Rabí Kalónimus sirven como una vela de “yortzhait” única para un mundo más sagrado y elevado, un mundo con fortaleza en la fe judía que funcionaba a pesar del horror inconcebible.

Uno de esos discursos está referido a la parashá Masei. Rabí Kalónimus habló acerca del siguiente versículo:


“Moshé escribió sus partidas según sus viajes por mandato del Eterno. Y estos son sus viajes según sus partidas”
(Bamidbar 33:2)

“Todas las dificultades son una especie de cuerda para revelar la luz de D-os”, escribió Rabí Kalónimus Kalman, pero “durante los viajes, ellos sintieron sólo las dificultades”. Según él, la lista de viajes simboliza las dificultades que los judíos debieron experimentar en el desierto, pero todas esas pruebas les sirvieron para crecer y se convirtieron en una revelación de la Luz Divina. Con esas palabras, Rabí Kalónimus Kalman Shapira, el Rabino de Piaseczno, intentó ayudar a los judíos en el Ghetto de Varsovia a sobrellevar una vida bajo condiciones imposibles y agregar un componente espiritual a los peligros, los sufrimientos y las tragedias que los envolvían constantemente.

Él terminó estas emocionantes palabras con una esperanza absoluta de que el día vendrá en que “no haya más dificultades preliminares ni viajes, pero que todo se revelaría de manera inmediata como la palabra de D-os, Cuyo nombre será santificado con la redención de Israel”. Así como una persona que recita el Kaddish de duelo por un padre fallecido, Rabí Kalónimus recitó el Kaddish por él y sus compañeros judíos y prometió que “Glorificado y santificado será el Gran Nombre de D-os a través del mundo que Él ha creado según Su voluntad”.

Este Shabbat cae dentro de las Tres Semanas entre el ayuno del 17 de Tamuz y el de Tishá beAv. Durante estos días, recordamos la destrucción del Templo y el largo exilio que está viviendo el pueblo judío. El abismo más trágico de este exilio fue durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los abominables Nazis y sus colaboradores trabajaron de manera sistemática para exterminar al pueblo judío. En medio de la oscuridad de esos horroríficas días hubo personas, judíos y no-judíos, que supieron brillar como estrellas, trabajando para darle vida a los otros, algunos ofreciendo un lugar en donde esconderse del régimen asesino Nazi, y otros brindando ayuda y apoyo espiritual.

El legado de estos asombrosos hombres y mujeres es una parte inseparable del legado del pueblo judío. Ellos nos enseñaron a hacer que el viaje de la vida valga la pena, a hacer que cada parada en el trayecto sea verdaderamente significante y trabajar con todas las fuerzas para revelar la luz de D-os.

A todas las parashot

oct. 20, 2019

הקפות שניות במוצאי שמחת תורה

Mi K’Amcha Yisrael

Mi K’Amcha Yisrael

Rabbi Shmuel Rabinowitz, Rabbi of the Western Wall and the Holy Sites

 

The Talmud describes that even the Ruler of the Universe puts on His own tefillin. And the verse “וּמִי כְּעַמְּךָ יִשְׂרָאֵל גּוֹי אֶחָד בָּאָרֶץ” - And who is like Your people Israel, one nation in the world – is written in these tefillin. Rabbi Levy Yitzhak of Berditchev, of blessed memory, would quote the Talmud while standing to pray for Am Yisrael and plead to Hashem “A Jew who drops his tefillin, immediately picks them up, kisses them and strokes them. See that Your tefillin, Am Yisrael, are falling – will You not pick them up immediately, kiss them and stroke them?”

I am sure that Rabbi Levy of Berditchev envisioned the entire Jewish Nation standing together in prayer. And here, we have merited that two hundred years later we are living – not envisioning – the tens of thousands of Jewish People standing together in prayer. More than one million people came from all over the world to say Selichot at the Western Wall. Men and women, young and old - one nation in the world, as one man in one heart.

This picture, taken on the last night of Selichot, on the eve of Yom Kippur (credit: Yisrael Bardugo), speaks of a greater truth than thousands of words. This picture describes the true and deep connection between Am Yisrael and Hashem, together with His heritage and Holy City. I am placing this picture before the Divine, and pleading that which King Solomon did in his time: “That Your eyes may be open toward this house … to listen to the prayer.” See, Lord of the Universe, see Your sons and daughters, standing united at the Western Wall and calling out Your name with one heart. This is the true heartbeat of the Jewish People, and it is deeper than any fight or dispute. Forgive us, pardon us, and bless us with a good year.

 

Chag Sameach.

oct. 10, 2019

ברכת כהנים

Birkat Kohanim (Priestly Blessing) Chol HaMoed Succot

 

אתרי הכותל

במתחם הכותל המערבי מספר אתרי תיירות ייחודים, אשר מעניקים מבט מיוחד על תולדותיה של ירושלים ועל ההיסטוריה של העם היהודי לדורותיו.
הצטרפו לרבבות שכבר ביקרו באתרי הכותל ותיהנו מחוויה מעצימה שלא תישכח במהרה.

A todos los sitios del Muro
Dejar de tocar música Continuar tocando música

סיורי סליחות 2019



Para más datos

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour

ברכת הכהנים תש"פ


הצטרפו לרבבות עם ישראל המגיע בהמוניו לרחבת הכותל לברכת כהנים


לפרטים נוספים

Reservar tour

Reservar tour
Tipo de tour