La porción semanal

Porción semanal del Rabino del Kotel y los lugares sagrados, Rab Shmuel Rabinovich. Los invitamos a visitar el sitio todas las semanas para leer la parte correspondiente de la Parashá semanal.

  • Behar 5779

    Bejukotai - 5779

    Instinto Judío - Parashat Bejukotai
     Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    La primera parte de la parashá de esta semana, Bejukotai, describe un pacto entre D-os y el pueblo judío. De acuerdo con algunos comentaristas, este pacto fue hecho al momento de la Revelación en el Monte Sinaí, como está descrito en Shemot. Es decir: cuando el pueblo recibió la Torá.

    El tema del acuerdo fue el siguiente: “Si se comportan de un modo positivo, serán recompensados; si se comportan de manera negativa, serán castigados”. Y la recompensa prometida fue:

    “Les daré lluvias en su momento, la tierra hará rendir su producto… y vivirás en tu tierra con seguridad. Garantizaré la paz en tu tierra… se asentarán en ella y no temerán a nadie;... y haré que se multipliquen y crecerán en número… y Yo residiré entre ustedes…”

    (Vaikrá 26:4-11)

    Leer
  • Behar 5779

    Behar 5779


    Dar caridad para garantizar la dignidad - Parashat Behar
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    En la parashá de esta semana, Behar, leemos acerca de uno de los mandamientos más importantes, tal vez el que más caracteriza al pueblo judío: la mitzvá de dar caridad.

    “Si tu hermano se vuelve un destituido y su mano vacila a tu lado, deberás sustentarlo, ya sea un converso o un residente, para que viva contigo”.
    (Vaikrá 25:35)

    Hay un midrash halájico sobre el libro de Vaikrá llamado “Sifra”, o Torat Kohanim, que llama nuestra atención al hecho de que el versículo no habla acerca de una persona que haya perdido todo y sea definida como “pobre”. Según el midrash, el versículo habla acerca de una persona atravesando un declive financiero. Cualquiera que esté familiarizado con la economía sabe lo difícil que es sobrellevar tal declive. El midrash dice:

    Si tu hermano se vuelve destituido y su mano vacila a tu lado - no lo dejes caer. ¿A qué se asemeja? A una persona cayendo de una mula. Si todavía está sentado, alcanza con que alguien se acerque, lo ataje y lo enderece en el asiento. Si ya cayó, incluso cinco personas no podrán levantarlo.
    (Sifra, Behar, Capítulo 5)

    Leer
  • Emor 5779

    Emor 5779


    La grandeza de la dignidad humana - Parashat Emor
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos


    Al principio de la parashá de esta semana, Emor, leemos acerca de las restricciones impuestas a los kohanim (sacerdotes): ellos tienen prohibido acercarse a un cadáver, ya que la proximidad a éstos genera “impureza”, según los términos de la Torá. Esta prohibición se aplica en todos los cuerpos con la excepción de una corta lista de siete familiares: padre, madre, hermano, hermana, esposa, hijo e hija. Por ellos, el kohén no se impurificaba. Sin embargo, el Kohén Gadol, el Sumo Sacerdote, cuya santidad era mayor que la del resto de los kohanim, no podía impurificarse ni siquiera por éstos familiares.

    Pero había una instancia en la que los kohanim, e incluso el Kohén Gadol, estaban ordenados a ocuparse del cadáver de una persona y enterrarlo. Ese era el “met mitzvá”, un cuerpo abandonado, cuando no hubiera nadie que se encargara del entierro. En ese caso, la santidad de los kohanim era dejada de lado, y debían encargarse de enterrar al muerto.

    Leer
  • Kedoshim 5779

    Kedoshim 5779


    Quién es el Juez y qué es la Justicia? - Parashat Kedoshim
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos


    La lista de mandamientos con la que comienza la parashá de esta semana, Kedoshim, incluye aquellos considerados “entre el hombre y D-os” y los que son “entre el hombre y su prójimo”. Ambos están condensados bajo el título “Deberán ser santos pues Yo, su D-os, soy santo”.

    Algunos de estos mandamientos están dirigidos a jueces:

    “No cometerán injusticia al juzgar; no favorecerán al pobre ni respetar al gran hombre; juzgarán a su prójimo con rectitud”.

    (Vaikrá 19:15)

    Leer
  • Metzorá 5779

    Metzorá 5779

    La vida como mensaje - Parashat Metzorá
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos


    La parashá de esta semana, Metzorá, describe el proceso de purificación y el retorno a la vida en comunidad de la persona afectada con “tzara’at”, un castigo por un comportamiento social indebido. Además, la parashá describe el proceso de purificación de otras personas “impuras”, así como también otros tipos de “tzara’at”: en la ropa o en las viviendas. Se trataba de manchas que aparecían en las vestimentas o en las paredes que no eran moho, sino un tipo de aflicción que surgían como castigo por un mal comportamiento social.

    El Rambam (Maimónides) nota que las afecciones en las ropas o en las casas no eran un fenómeno natural, y explica los distintos tipos de “tzara’at” como un proceso educacional cuyo objetivo era advertir contra el “lashón hará”, el hablar indeseado.

    Leer
  • 5779 Tazría

    5779 Tazría

    El judío - Pasado, presente y futuro
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos


    Junto con la perashá de esta semana, Tazría, en donde leemos acerca de halajot -leyes judías- relativas a la pureza y la impureza, también leemos "Perashat Ha Jodesh". Esta es una pequeña sección del libro de Shemot que trata respecto al mes judío de Nissan y sus mitzvot -preceptos-. Esta lectura festiva anuncia el inicio de los preparativos para Pesaj, y es leída cada año cuando el mes de Nissan se acerca. Este año justo cae en el Shabbat que es además Rosh Jodesh, el primer día de este mes.

    Esta pequeña sección de la Torá utiliza sólo unas pocas palabras para contarnos la historia de Am Israel, un pueblo que no sólo vive en el presente y toma responsabilidad por lo que ocurre hoy, sino que también constantemente mira hacia atrás en el pasado y hacia adelante, al futuro. Esta es una nación que se caracteriza por tener una memoria a largo plazo y una esperanza infinita.

    Leer
  • 5779 Sheminí

    5779 Sheminí

    Amor y Cashrut - Perashat Sheminí
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos


    La perashá Sheminí, que leemos esta semana, comienza con la descripción de la inauguración del Mishkán -el Tabernáculo-, que era el Templo temporal en el desierto. Luego de la extensa recolección de las donaciones, y tras el complicado diseño y proceso de construcción, el tiempo había llegado de inaugurarlo. A continuación, leemos respecto de una serie de halajot -leyes judías- que fueron enseñadas el mismo día en que fue establecido el Mishkán. Y después, la Torá pasa a otro tema absolutamente distinto y aparentemente sin relación alguna con el tópico del Tabernáculo: la comida casher. Leemos con profundo detalle acerca del ganado, las aves, los peces y los reptiles que están prohibidos o permitidos para comer.

    Si en verdad no hay conexión entre el cashrut y el Templo, no podemos evitar preguntarnos qué hacen estas halajot escritas en el libro de Vaikrá, que es también conocido como "La Torá de los Cohanim -los sacerdotes-".

    Leer
  • 5779 Tzav

    5779 Tzav

    ¡No te comas la vida! - Parashat Tzav
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    La parashá de esta semana, Tzav, continúa ocupándose de los numerosos sacrificios que eran ofrecidos en el Gran Templo. En medio de una larga y detallada discusión de halajot (leyes judías) relativas a los korbanot, leemos acerca de la severa prohibición de comer la sangre de los animales.


    “No comerás ningún tipo de sangre en ninguno de los lugares en donde te asientes, ya sea de pájaros o de animales. Cualquier persona que coma cualquier tipo de sangre, su alma será cortada de su pueblo”.
    (Vaikrá 7:26-27)

    Leer
  • 5779 Purim

    5779 Purim

    Una celebración tradicional junto al libre albedrío - Purim

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    La Meguilat Ester, que leemos en la noche y luego en la mañana de Purim, relata la historia del milagro ocurrido hace 2300 años, cuando el pueblo judío se salvó de un plan macabro. El rey Ajashverosh, que según algunos historiadores se trata del emperador persa conocido como Xerxes en griego, gobernaba el imperio persa. Su asesor, Hamán, se encolerizó contra uno de los líderes del pueblo judío de la época, Mordejái, luego de que éste se opusiera a reclinarse en su presencia. Como venganza contra Mordejái y su pueblo, Hamán planeó “destruir, matar y exterminar” a todos los judíos del imperio en un sólo día.


    Pero la redención para los judíos ya estaba dispuesta incluso antes de que Hamán planeara destruirlos. Varios años antes, Ester, la sobrina de Mordejái, había sido llevada al palacio del rey Ajashverosh, y el monarca la había elegido para que fuera su esposa y se convirtiera en reina. De manera ingeniosa, y asumiendo un riesgo mortal, Ester logró deshacer el plan de Hamán, que finalmente se desmoronaría y daría un giro de 180 grados, cuando el rey Ajashverosh ordenó colgarlo a él en el mismo árbol que había preparado para ejecutar a Mordejái. En recuerdo de este milagro celebramos Purim, una festividad que cuenta con cuatro mitzvot: leer la meguilá, disfrutar de una comida festiva, dar mishlóaj manot (regalar comida a seres cercanos) y dar dinero en caridad.

    Leer
  • 5779 Vaikrá

    5779 Vaikrá

    ¿Puede haber un reemplazo para el Beit HaMikdash? - Parashat Vaikrá


    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    Este Shabbat comenzaremos la lectura del libro de Vaikrá, conocido como “la Torá de los kohanim”. Este término explica la esencia del libro, que se ocupa principalmente de las leyes relativas a las tareas en el Beit HaMikdash: los sacrificios y las leyes de pureza e impureza.


     

    Lo cierto es que la mayor parte de Vaikrá trata acerca de temas que no han sido relevantes por muchos años. El Beit HaMikdash fue destruido hace dos mil años. La kehuná es casi intrascendente desde aquella destrucción, e incluso las leyes de pureza e impureza son, en su mayoría, inaplicables hoy en día. El libro pinta una situación muy lejana en comparación con la que vivimos hoy en día, y se enfoca en una realidad en la que la vida del pueblo giraba alrededor del Templo y los sacrificios.

    Leer