La porción semanal

Porción semanal del Rabino del Kotel y los lugares sagrados, Rab Shmuel Rabinovich. Los invitamos a visitar el sitio todas las semanas para leer la parte correspondiente de la Parashá semanal.

  • Los inicios de la Libertad - Parashat Va’erá

    Los inicios de la Libertad - Parashat Va’erá

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
    La semana pasada empezamos el libro de Shemot con la historia de la esclavitud del pueblo judío en Egipto y la descripción del desarrollo de Moshé, desde un niño creciendo en el palacio del Faraón hasta convertirse en un pastor que recibió el llamado de D-os para liderar a Su pueblo hacia la libertad.

    Leer
  • Un antisemita, un hombre apático y un gentil recto

    Un antisemita, un hombre apático y un gentil recto

    Shemot 5780 
    Un antisemita, un hombre apático y un gentil recto
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    El libro de Shemot, el segundo de los cinco libros de la Torá, comienza con una descripción del crecimiento de la familia de Yaacov en Egipto: “Y los Hijos de Israel se fructificaron, se multiplicaron, aumentaron y se fortalecieron mucho” (Shemot 1:7). El resultado de ésto es descrito de manera inmediata:

    “Y se levantó un rey nuevo en Egipto… y le dijo a su pueblo: ‘He aquí que los Hijos de Israel son más numerosos y fuertes que nosotros. Tratémoslos con astucia, no sea que se vuelvan demasiados y, en caso de ocurrir una guerra, se unan también a nuestros enemigos’... Y designaron sobre el pueblo supervisores tributarios para afligirlo… Y esclavizaron los egipcios a los Hijos de Israel con intenso rigor”.
    (Shemot 1:8-13)

    Leer
  • El objetivo futuro, la existencia presente

    El objetivo futuro, la existencia presente

     El objetivo futuro, la existencia presente - Parashat Vaieji

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví

    Después de la parashá de esta semana, Vaieji, completaremos el libro de Bereshit, que contiene las historias de nuestros patriarcas, y pasaremos a los relatos de la formación de nuestro pueblo en el libro de Shemot. En la parashá de esta semana leeremos acerca de la muerte de Yaacov y, después, del fallecimiento de su amado hijo, Yosef, que había liderado a la familia luego de la muerte de su padre.

    Leer
  • ¿A dónde pertenecemos?

    ¿A dónde pertenecemos?

    ¿A dónde pertenecemos? - Parashat Vaigash
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
    La semana pasada leímos acerca del sorprendente giro en el estatus de Yosef en Egipto, pasando de ser un esclavo apresado a la mano derecha del rey, ejerciendo su poder sobre todo el imperio. Esta semana leeremos acerca de un importante paso en la biografía de su padre, Yaacov. Él se enteró de que su perdido y amado hijo Yosef estaba todavía vivo en Egipto, y entonces decidió descender hacia esa tierra con toda la familia y pasar allí los años de hambruna. En retrospectiva, sabemos que su estadía no sería sólo durante esa época, sino que esta mudanza sería en verdad el comienzo de la historia del pueblo judío en Egipto, una historia de tortura y salvación, de exilio y redención.

    Leer
  • Desde la noche más oscura

    Desde la noche más oscura

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
    Dentro de la historia de Iosef y sus hermanos, relatada a lo largo de catorce capítulos en el libro de Bereshit, la parashá Miketz nos cuenta el cambio más significativo en el estatus de Iosef. Comenzó en una cárcel egipcia, habiendo sido encerrado tras una falsa acusación, y luego lo apresuran (después de un corte de pelo y un cambio de vestimentas) a presentarse delante del Faraón, el líder del imperio egipcio. Después de interpretar de manera satisfactoria los sueños del Faraón, el monarca le aseguró que “no hay nadie comprensivo e inteligente como tú”, y le entregó a Iosef su anillo real. Entonces, Iosef se convirtió en la segunda persona más importante del imperio, después del Faraón.

    Leer
  • Entre la esperanza y la desesperación - Parashat Vayesheb

    Entre la esperanza y la desesperación - Parashat Vayesheb

    Vayesheb - 5780
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos 
    Esta semana, en la parashá Vayesheb, leeremos una de las historias más dramáticas de la Torá. Comenzaremos el relato de la venta de Iosef, que continuará por varias semanas más, hasta que lleguemos a la sorprendente conclusión en el que los roles se darán vuelta y Iosef, aquel odiado y menospreciado adolescente, se convierta no sólo en el líder de su familia, sino  de toda la tierra de Egipto.

    Leer
  • La luz al final de la noche - Vaishlaj

    La luz al final de la noche - Vaishlaj

    Vaishlaj 5780
    La luz al final de la noche - Vaishlaj
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
    La semana pasada leímos acerca de la vida adulta de Yaacov, que residía en Harán, en donde se casó con Lea y Rajel y tuvo once hijos y una hija. Seguimos su escape mientras su suegro Labán lo perseguía. En la parashá de esta semana, Vaishlaj, encontramos a Yaacov continuando su camino hacia Cnaán, encontrándose con su hermano Esav y haciendo las paces con él, luego confrontando a los cnaanitas en la tierra, y despidiéndose de su amada esposa, Rajel, que murió dando a luz a su doceavo hijo, Binyamín.

    Leer
  • Gratitud: Reconocer la Verdad - Vayetzé

    Gratitud: Reconocer la Verdad - Vayetzé

    Vayetzé 5780

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
    La parashá Vayetzé nos cuenta acerca de la estadía de Yaacov en la casa de su tío y suegro, Labán. Allí, en Arám Naharáim, Yaacov se casó con sus esposas y tuvo once hijos y una hija (su doceavo hijo, Binyamín, nació luego de que Yaacov y su familia regresaran a Cnáan).

    Leer
  • ¿El Judaísmo es una religión racista? - Parashat Toldot

    ¿El Judaísmo es una religión racista? - Parashat Toldot

    Toldot 5780

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    La semana pasada leímos la parashá Jayei Sará, en donde Abraham le ordenó a su siervo Eliézer que fuera a su tierra natal, Arám Naharáim, a buscar una esposa para su hijo Itzjak. (Arám Naharáim es una tierra entre dos grandes ríos, el Éufrates y el Tigris, más tarde llamada Mesopotamia, y hoy en la frontera entre Turquía y Siria). Abraham le advirtió a Eliézer e incluso le hizo jurar que no le traería a Itzjak una esposa de entre las mujeres de Cnáan, sino sólo de su familia, de su tierra natal. Entonces Eliézer arribó a aquella región, conoció a los familiares de Abraham y llevó a Rivka a Cnáan para que se casara con Itzjak. Como está escrito: “... Itzjak tomó a Rivka como esposa, y ella se convirtió en su mujer, y él la amó...” (Bereshit 24:67).

    Leer
  • Jayei Sará 5780

    Jayei Sará 5780

    Tres rezos: autoestima, aceptación y angustia - Parashat Jayei Sará
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    En la parashá de esta semana, Jayei Sará, leemos acerca de la muerte en la vejez de Sará y Abraham, y de su entierro en Me’arat HaMajpelá (La tumba de los patriarcas) en Jebrón. Nos despedimos entonces del primero de los patriarcas del pueblo judío, Abraham Avinu, y de la primera de las matriarcas, Sará Imenu. A pesar de que vivieron hace más de 3500 años, su legado permanece. Ha continuado floreciendo con su descendencia: Itzjak, luego Yaacov, sus doce hijos, sus descendientes, hasta llegar a nuestros días.
    Los tres rezos diarios de nuestro pueblo son uno de los importantes legados que hemos recibido de nuestros patriarcas:
    “Abraham compuso el rezo matutino (Shajarit)... Itzjak el de la tarde (Minjá)... Yaacov compuso el rezo de la noche (Arvit)”.
    (Talmud de Babilonia, Tratado de Berajot, pp. 26)

    Leer