La porción semanal

Porción semanal del Rabino del Kotel y los lugares sagrados, Rab Shmuel Rabinovich. Los invitamos a visitar el sitio todas las semanas para leer la parte correspondiente de la Parashá semanal.

  • Gratitud: Reconocer la Verdad - Vayetzé

    Gratitud: Reconocer la Verdad - Vayetzé

    Vayetzé 5780

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
    La parashá Vayetzé nos cuenta acerca de la estadía de Yaacov en la casa de su tío y suegro, Labán. Allí, en Arám Naharáim, Yaacov se casó con sus esposas y tuvo once hijos y una hija (su doceavo hijo, Binyamín, nació luego de que Yaacov y su familia regresaran a Cnáan).

    Leer
  • ¿El Judaísmo es una religión racista? - Parashat Toldot

    ¿El Judaísmo es una religión racista? - Parashat Toldot

    Toldot 5780

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    La semana pasada leímos la parashá Jayei Sará, en donde Abraham le ordenó a su siervo Eliézer que fuera a su tierra natal, Arám Naharáim, a buscar una esposa para su hijo Itzjak. (Arám Naharáim es una tierra entre dos grandes ríos, el Éufrates y el Tigris, más tarde llamada Mesopotamia, y hoy en la frontera entre Turquía y Siria). Abraham le advirtió a Eliézer e incluso le hizo jurar que no le traería a Itzjak una esposa de entre las mujeres de Cnáan, sino sólo de su familia, de su tierra natal. Entonces Eliézer arribó a aquella región, conoció a los familiares de Abraham y llevó a Rivka a Cnáan para que se casara con Itzjak. Como está escrito: “... Itzjak tomó a Rivka como esposa, y ella se convirtió en su mujer, y él la amó...” (Bereshit 24:67).

    Leer
  • Jayei Sará 5780

    Jayei Sará 5780

    Tres rezos: autoestima, aceptación y angustia - Parashat Jayei Sará
    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    En la parashá de esta semana, Jayei Sará, leemos acerca de la muerte en la vejez de Sará y Abraham, y de su entierro en Me’arat HaMajpelá (La tumba de los patriarcas) en Jebrón. Nos despedimos entonces del primero de los patriarcas del pueblo judío, Abraham Avinu, y de la primera de las matriarcas, Sará Imenu. A pesar de que vivieron hace más de 3500 años, su legado permanece. Ha continuado floreciendo con su descendencia: Itzjak, luego Yaacov, sus doce hijos, sus descendientes, hasta llegar a nuestros días.
    Los tres rezos diarios de nuestro pueblo son uno de los importantes legados que hemos recibido de nuestros patriarcas:
    “Abraham compuso el rezo matutino (Shajarit)... Itzjak el de la tarde (Minjá)... Yaacov compuso el rezo de la noche (Arvit)”.
    (Talmud de Babilonia, Tratado de Berajot, pp. 26)

    Leer
  • Vayerá 5780

    Vayerá 5780

    La ideología del Mal - Vayerá

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos 

    Hace dos semanas leímos en la parashá Nóaj acerca de la promesa de D-os de no enviar un nuevo diluvio al mundo. “Ya no castigaré a todos los seres vivientes del modo en que lo he hecho… y nunca más habrá un diluvio que destruya la tierra”. Esta semana leemos la historia de Sodoma y Gomorra, y el severo castigo infligido contra ellas: su desaparición del mapa. A la luz de la promesa dada después del diluvio, entendemos que las acciones de la gente de Sodoma eran tan horribles y malvadas que ellos ameritaron una reprimenda similar al diluvio, pero de un modo localizado y limitado.

    Leer
  • Lej Lejá 5780

    Lej Lejá 5780

    La familia es siempre la familia - Lej Lejá

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    La parashá de esta semana, Lej Lejá, se enfoca en la historia del patriarca del pueblo, Abraham Avinu. Cuando él tenía setenta y cinco años, le ordenaron que abandonara su país y su hogar para ir hacia una destinación desconocida. Él y su esposa Sarah, junto con su sobrino huérfano Lot, se embarcaron en la travesía. Abraham y Sarah no tenían hijos, pero junto con aquella orden de abandonar su tierra, D-os les hizo una promesa: “Te convertiré en una gran nación” (Bereshit 12:2). Cuando arribaron en Cnaán (nada menos que en la tierra de Israel), Abraham recibió una nueva promesa, a la que nos referimos hasta el día de hoy: “A tu descendencia entregaré esta tierra” (Bereshit 12:7).

    Leer
  • Nóaj - 5780

    Nóaj - 5780

    La buena persona y la Inclinación del Mal

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    La parashá de esta semana, Nóaj, es la segunda de la Torá. Aquí pasamos de la historia universal de la creación al nacimiento histórico del pueblo judío. La primera parte cubre el relato del diluvio. La humanidad se había deteriorado al punto que la corrupción y la inmoralidad eran la norma, entonces el Creador del Universo decidió comenzar la historia nuevamente. Una inundación universal arrasó con el planeta y con todo rasgo de civilización. Sólo un hombre recto, Nóaj, sobrevivió junto a su familia y representantes del resto de las criaturas vivientes. Ellos se embarcaron en una nueva senda, que contenía una esperanza renovada.

    Leer
  • Bereshit 5780

    Bereshit 5780

    La verdad arrojada en la tierra - Parashat Bereshit

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    El primer Shabbat después de Sucot comenzamos nuevamente con el ciclo anual de lectura de la Torá. Cada Shabbat nos congregamos en la sinagoga para rezar y leer la parashá semanal, una sección de los Cinco Libros de la Torá. La primera, que leemos este Shabbat, es Bereshit. Como su nombre lo indica, trata acerca del “inicio”, la creación del mundo y el comienzo de la humanidad.

    Leer
  • Simjat Torá 5780

    Simjat Torá 5780

     Cada persona es un mensajero - Simjat Torá

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

     En Simjat Torá, que festejamos luego de los siete días de Sucot, todas las sinagogas se regocijan con las Hakafot: los extensos bailes con los Sifrei Torá. Esta alegría representa el fin del ciclo anual de la lectura de la Torá que ocurre en cada Shabbat, desde el principio del libro de Bereshit y hasta el final de Debarim. Expresamos nuestra alegría por haber ameritado culminar un nuevo ciclo de lectura de la Torá con el fragmento de VeZot HaBerajá, y comenzamos desde el principio una vez más.

    Leer
  • Sucot 5780

    Sucot 5780

    Una festividad de alegría y seguridad - Sucot

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos

    Sucot es una festividad única, en donde salimos a la intemperie y pasamos siete días en una choza, fuera de nuestro hogar. Incluso antes de comenzar la comida festiva en la sucá, recitamos la siguiente bendición:

    “Bendito eres Tú, Hashem, nuestro D-os, Rey del Universo, que nos santificaste con Tus mitzvot y nos ordenó residir en la sucá”.

    Una mitzvá adicional en Sucot es la de tomar las Cuatro Especies (Etrog, Lulav, Hadas y Aravá) y sostenerlas juntas en cada uno de los días de la festividad durante el rezo. Además de éstas, en Sucot hay una sorprendente mitzvá:

    Leer
  • Vayelej 5780

    Vayelej 5780

    Los fundamentos iniciales de la teshuvá - Parashat Vayelej

    Rabino Shmuel Rabinovich - Rabino del Kotel HaMaaraví y Los Lugares Santos
    Las últimas parashiot de Debarim, con las que se completa el quinto libro de la Torá, están enfocadas en la despedida de Moshé Rabenu del pueblo judío. Moshé, el primer líder de Am Israel, aquel que nos sacó de Egipto y nos lideró durante cuarenta años en el desierto, se despedía en la frontera Este de la tierra de Israel, y le pasaba el bastón de mando a su alumno Yoshúa ben Nun.

    Leer